lunes, 20 de junio de 2022

Probamos Windows Rectify11, una versión alternativa de Windows 11.

Una de las cosas que mas me sorprendió de Windows 10, es que cuando buceabas en los menús mas “profundos” del sistema, te encontrabas con menús que aun mantenían la estética de Windows Vista o de Windows 7; no tengo ningún problema con eso pero resulta pintoresco en una empresa multimillonaria. 

Cuando salió Windows 11 para mi fue una sorpresa, el escritorio se parecía sospechosamente al escritorio de Arch Linux; aunque bueno poca sorpresa cuando el escritorio de Windows 10 es un mix entre XFCE y el escritorio de Linux Mint, pero bueno; parecía que Microsoft por fin parecía adaptarse a los tiempos con escritorio moderno y diferente. Aunque soy usuario “hardcore” de Linux, tengo que reconocer que me gustó bastante.

Pero pasa lo mismo que en Windows 10, en los menús mas profundos te vuelves a encontrar a nuestro viejo amigo Windows 7. No soy el único que piensa lo mismo, de hecho hay una comunidad que ha creado una solución para mejorar esto, al mas puro estilo Open Source.

 

Windows Rectify11.

 


 

Rectify11 aspira a recrear lo que debería haber sido Windows 11 como sistema operativo: rápido, simple, único y consistente. Desarrollado por un ingeniero “llamado” MikeRosoft6009 (evidentemente ese no es su verdadero nombre), el shell ha sido rediseñado desde cero para mantener todo en línea con el moderno Fluent Design, mucho más vistoso y agradable a la vista. 

Rectify11 también ha optimizado Windows 11 para que esté menos saturado y tenga un mejor rendimiento. Esa es la razón por la que no hay telemetría en segundo plano y se ha eliminado el requisito del TPM. Además lleva incluido algunos temas extra, y desde luego en el apartado estético es fantástico. 

 


 

Podemos descargarlo desde su web, en una imagen iso desde Google Drive o Mediafire. Además tenemos disponible un instalador para instalarlo directamente desde un Windows 11 oficial de Microsoft e incluso en Windows 10, aunque podemos tener algunos problemas al instalarlo encima de este último.

 



La instalación es la típica de Windows aunque mas rápida.





Una vez instalado e iniciada la sesión no vemos muchas diferencias con el Windows 11 original salvo que tiene muchas menos aplicaciones, puesto que carece de todo el bloatware que suele venir con Windows en sus últimas versiones.

 


 

Lo mejor de todo es los temas que incluye, sobre todo los dos temas oscuros que están muy logrados. 

 


 

 

Uno de los contras que algún usuario puede encontrar es que el idioma del sistema está fijado en inglés (no es problema para mi, pero para algunos usuarios si lo es) y aunque tenemos disponibles otros idiomas, el idioma del sistema siempre estará en inglés. Supongo que habrá alguna forma de circunvalar esto, pero no he tenido tiempo de investigarlo todavía.

 


 

Aunque no es un Windows Original tenemos disponibles actualizaciones de seguridad y algunas actualizaciones de mejora del sistema.





Conclusiones.

 

Antes de que se entusiasmen y vayan a instalarse esta versión hay que tener en cuenta algunas cosas.


  • No hay ningún soporte para esta versión, si tenéis algún problema no hay ningún foro ni FAQ donde acudir. Tenemos disponible un servidor de Discord (enlace), donde tenemos una comunidad de usuarios muy activa. Está bien me temo pero no es comparable a buscar nuestro problema en un Foro.
  • Estuve probando a instalar diferentes programas, y algunos se instalaron sin ningún problema y otros sin embargo, ha sido imposible instalarlo; no he encontrado ninguna solución. Por ejemplo fue imposible instalar Teams, pero si puede instalar la app de Netflix.
  • Me resultó imposible crear usuarios (?).
  • Como aspecto positivo, los usuarios en Discord suben regularmente temas de iconos, fondos de escritorio y salvapantallas para personalizar nuestro sistema.

 


 


Para terminar, si estáis pensando en probar esta versión deberíais probarla en una máquina virtual antes de decidirnos por si acaso.

lunes, 6 de junio de 2022

Esconde texto en imágenes con Stegosuite.

La estenografía (del griego στεγανος steganos, "cubierto" u "oculto", y γραφος graphos, "escritura") es trata el estudio y aplicación de técnicas que permiten ocultar mensajes u objetos, dentro de otros, llamados portadores, de modo que no se perciba su existencia. Es decir, procura ocultar mensajes dentro de otros objetos y de esta forma establecer un canal de comunicación, de modo que el propio acto de la comunicación pase inadvertido para observadores que tienen acceso a ese canal.

En Linux tenemos una herramienta para esta tarea, Stegosuite, que tenemos disponible en nuestros repositorio. La instalación tiene cero dificultad y su uso es muy simple. Para la prueba incrustaré una linea de texto en una imagen en una distribución y luego la abriré en una máquina virtual con Linux Mint Cinnamon. No me enrollo mas y vamos a verlo.

 

 

 (Esta entrada va a ser muy corta).

 

Abrimos Stegosuite desde nuestro desde el menú de programas que tengáis en vuestra distribución, ya veréis que ni la apariencia ni el manejo son diferentes. Elegiré una foto de stock que tengo por ahí.

 

Puedo arrastrarla o abrirla en el menú File.

 

 


 

 


Introducimos la frase que queremos ocultar el primero campo del formulario y en el último la contraseña para el descifrado. No hay asteriscos ni otros métodos de ocultación de la contraseña, lo que se me hace muy “vieja escuela".

 


 

Para “incrustar” el texto hacemos clic en “Embed”.

 


 

Tras unos largos segundos el proceso se completa. Si echamos un vistazo la carpeta donde se alojaba la imagen original hay un archivo nuevo idéntico, con la coletilla _embed , que es el lleva el texto secreto.

 


 

Ahora voy a la máquina virtual con Linux Mint, tras pasar el archivo por una carpeta compartida voy abrir la imagen. 

 


 

 

 


 

Introducimos la contraseña, hacemos clic en “Extract” y enseguida aparece el mensaje de texto.

 

 


 

Como veis la estenografía con texto e imágenes es muy sencilla con Stegosuite y con esto me despido hasta el próximo post. Ya les dije que sería corto.


jueves, 26 de mayo de 2022

MultiBootUsb, para crear un usb con multiarranque en GNU/Linux

Hoy veremos como hacer memorias USB arrancables con varios SO, muy buenos para cualquier técnico, de forma nativa en GNU/Linux.


Multiboot USB nos permite de forma muy simple crear estos dispositivos y está desarrollada por Sundar y Ian Bruce; Solo necesitamos tener descargadas las ISO correspondientes. 

Multiboot USB es una aplicación antiguamente venia con los repositorios de Ubuntu aunque ya no está disponible, pero como veremos hoy, eso no es problema.

 

 

Instalación.

  

Lo primero debemos ir a Github para descargar Multiboot, lo tenemos en este enlace. 

Como vemos en la imagen tenemos varias versiones disponibles, paquete rpm para CentOS / Red Hat, ejecutable .exe para Windows, y paquetes .deb para sistemas basados en Debian (Debian, Ubuntu y derivados); también tenemos disponible el código fuente.

 


 

Para la instalación podemos usar el comando dpkg -i en la terminal o mas simple, clic derecho e “Instalar con gdebi” (si lo tenéis instalado claro, pero lo tenéis instalado verdad?). Es posible que os pida alguna dependencia pero no debería.

Luego vamos a preparar la memoria que vamos a configurar, podemos usar la estupenda Gparted y formatearlo en FAT32 y sobre todo en opciones que sea boot.

 


 

Ahora ya podemos arrancar MultibootUsb desde nuestro menú de programas.


Configurando el USB.

 

Lo primero como siempre vemos en detalle el interfaz:

 


 

  1. En este menú podemos elegir el usb para la configuración. La unidad debería ser detectada automáticamente pero en caso contrario, podemos usar el botón “Detectar”.
  2. Aquí podemos buscar las imágenes ISO (ISO o lo que sea) que vamos a usaremos.
  3. En este botón podemos instalar la imagen seleccionada.
  4. En este otro, la desinstalamos.
  5. En estas pestañas tenemos varias opciones adicionales interesantes.

  • MultibootUSB. En esta pestaña tenemos opción de asignar persistencia a los distintos SO que vayamos a utilizar.
  • Write Image to disk. Podemos solo escribir el contenido de la imagen en el USB. Esta opción puede ser interesante para BIOS muy viejas.
  • Install Syslinux. Si tenemos varias particiones en el USB deberemos jugar con el Syslinux para que arranquen las particiones adecuadas. Sobre esto haré mas adelante un tutorial porque tiene tela.
  • Boot ISO/USB. Podemos probar tanto la ISO como el USB y ver si arranca o si hay algun error. Tenemos que tener instalado Qemu. OJO: tiene que estar instalado antes que MultiBoot, si no por alguna razón que desconozco, no funcionan los test.

 

Ahora ya vamos al lío. Lo primero seleccionamos el USB, lo dicho si no aparece, clic en “Detectar”.

 


 

Tras seleccionarlo, pasamos a seleccionar la ISO en el botón a la derecha, si nos sentimos valientes podemos usar la ruta al archivo en el formulario cercano.

 


 

Hacemos clic en “Install distro”.

 


 

Una vez instalado podemos asignar cantidad de memoria para la persistencia.




Si queremos instalar una segunda ISO, volvemos al botón “Browse” y la buscamos. Volvemos a “Install distro” y hacemos clic. 

 


 


Repitiendo la operación podemos ir instalando diferentes ISO hasta obtener el resultado deseado o hasta llenar la capacidad del USB.

 


 


Podemos comprobar que efectivamente se han copiado los archivos.

 


 


Arrancamos el PC y podemos ver el Grub con las opciones de arranque.




Y bueno con esto terminamos por hoy, me despido hasta la próxima entrada.